Tabaquismo y enfermedades bucales

Tabaquismo y enfermedades bucales

Tabaquismo y enfermedades bucales

Fumar es un hábito que perjudica seriamente la salud a todos los niveles, incluyendo por supuesto los dientes y el interior de la boca en general.

Vamos a aprender cómo afecta el tabaco a tus clientes, así como a los posibles tratamientos dentales a los que te has sometido o te vayas a someter próximamente.

Tabaquismo y enfermedades bucales

Vamos a hacer un breve recorrido para conocer las principales enfermedades bucales que el fumador puede desarrollar por el hábito del tabaquismo.

Cáncer Bucal

El cáncer bucal es una de las enfermedades más preocupantes que se pueden producir en la boca de los fumadores, aumentando las probabilidades de su aparición en aquellas personas que fuman más de 20 cigarros al día, llevan más de 20 años fumando, empezaron a fumar antes de los 15 años y además beben con habitualidad.

Los síntomas que indican la posible presencia de un cáncer oral son:

  • Dolor al masticar.
  • Dolor al tragar alimentos.
  • Inflamación en una zona determinada de la boca.
  • Aparición de una úlcera que no se llega a curar nunca.
  • Pequeñas úlceras que no duelen.
  • Aparición de bultos en la lengua.
  • Aparición de manchas en la boca, generalmente de color blanco o rojo, y que tienen una apariencia similar a los hongos pero no se consiguen eliminar aunque se raspe.

Enfermedad periodontal

Otra de las enfermedades del tabaquismo es la enfermedad periodontal, que se basa en una infección que se produce en las encías y que se va extendiendo hasta llegar a afectar al hueso de los maxilares.

Esta enfermedad se desarrolla por la acumulación de placa bacteriana en los dientes, que poco a poco se va transformando en sarro, una placa que se va endureciendo y extendiendo poco a poco por debajo de la encía, hasta separarla del diente.

Consumir tabaco debilita el sistema inmunitario, lo que favorece la aparición de infecciones, además de que, una vez que se producen, es mucho más difícil que sane.

Entre los principales síntomas de la enfermedad periodontal destacan:

  • Enrojecimiento de las encías
  • Inflamación en parte de las encías
  • Encías sangrantes
  • Se observa una mayor sensibilidad de la encía al tacto.
  • Aparece dolor al masticar
  • Los dientes se comienzan a soltar.
  • Aumenta la sensibilidad dental.
  • Las encías se van separando de los dientes

Para solucionar esta enfermedad se tiene que recurrir a un tratamiento periodoncia para limpiar la zona afectada o incluso en ocasiones se procede a realizar una intervención quirúrgica que permita solventar la periodontitis.

Halitosis

La halitosis o mal aliento de fumador que se puede convertir en halitosis crónica es otro de los problemas que deben preocupar al fumador.

En el tabaco se encuentran diferentes compuestos que fomentan la sequedad en la boca, aportan un olor desagradable que se mantiene durante mucho tiempo, además de que también debilita el sistema inmunitario y por tanto favorece la aparición de enfermedades bucodentales e infecciones bucales infecciones bucales que pueden desembocar en un mal aliento.

Dientes manchados

Las manchas amarillas en los dientes también son un identificativo de los fumadores, y es que incluso aunque se mantenga una buena higiene bucal, estas manchas poco a poco se van extendiendo.

Los dientes manchados son una de las consecuencias del tabaquismo que se producen con más rapidez y que a su vez también son más visibles, lo cual hace que muchos fumadores decidan someterse a un tratamiento de blanqueamiento dental pero, ¿es necesario dejar de fumar para blanquearse los dientes?No es necesario dejar de fumar para someternos a este tipo de tratamiento de estética dental, e incluso podremos seguir fumando después si así lo deseamos, pero es importante recordar que para conseguir la máxima durabilidad de dicho blanqueamiento, es mejor dejar de fumar, algo que también lo agradecerá nuestro organismo.

Caries

También existe una relación directa entre caries y tabaco, ya que fumar reduce el volumen de saliva y mejora la retención de la placa bacteriana.

Esto fomenta la aparición de caries que evolucionan más rápidamente y llegan con mayor facilidad a la raíz del diente.

Cómo afecta el tabaco a los tratamientos dentales

Hay tratamientos como por ejemplo los implantes dentales que requieren de un proceso para su total curación, mientras que el tabaco lo que hace es ralentizar la cicatrización y el proceso de recuperación de las partes afectadas.

A esto hay que añadir la mayor acumulación de bacterias y la reducción en el flujo de saliva, así como la merma en el sistema inmunitario que, en conjunto, fomenta la aparición de infecciones y dificulta la recuperación tras cualquier tipo de tratamiento dental.

Otros Consejos Para El Cuidado De Tu Boca

Sonríe, ¡es para toda la vida! Aprende sobre salud bucodental y cuida tus dientes. Hay una variedad de problemas que pueden afectar tu salud oral, pero un buen cuidado mantendrá tus dientes y tus encías fuertes.

Tabaquismo y enfermedades bucales

Tabaquismo y enfermedades bucales

El consumo de cigarrillos puede afectar a cualquier órgano del cuerpo, y no es de extrañar que la salud bucal pueda ser golpeada también. Aquí esta lo que usted necesita saber sobre salud bucal y